martes, 14 de febrero de 2017

Livingstone




Nombre: Livingstone

Autor: Tomohiro Maekawa (Guión) , Jinsei Kataoka (Dibujo)

Duración: 4 Tomos

Editorial: Milky Way

Sinopsis: 

Un 90% de nuestra trayectoria vital está decidido de antemano. Cómo viviremos, cómo moriremos... Es el “plan” de nuestra alma. Pero de vez en cuando las cosas se tuercen y el alma de aquellos que encuentran una muerte prematura permanece en el lugar de los hechos, contaminando los alrededores y atrayendo más almas atormentadas en un círculo vicioso de infortunios.

Sakurai y Amano son una extraña pareja que trabaja con un objetivo claro: encontrar a los pobres desafortunados que están a punto de morir antes de su hora y recuperar las piedras de su alma.

-Milky Way-
___________________________

¿Por qué me intereso?

La verdad es que Livingstone me llama la atención desde que su licencia fue anuncia, pues el tema que trata me resulta sumamente interesante; pero hasta ahora no me había animado ha hacerme con ella y leerla, por varios motivos. Cada vez que veía que la mencionaban, que contemplaba sus portadas, o que la tenía en las manos en las tiendas, me picaba un poco más. Y finalmente, la tentación pudo conmigo, y me decidí.

Opinión:

La verdad es que Livingstone ha sido un manga que para mi forma de ver las cosas, ha resultado muy interesante pues gira en torno a cuestiones bastante filosóficas como son la muerte y la vida, intentando darnos una nueva visión de las mismas y una forma diferente de explicarlas. Livingstone hace un planteamiento del alma propio, y a través de él nos dejara fluir por diferentes historias, en cada una de las cuales se nos plantea una pregunta, un interrogante relacionado con  el alma, la vida, la muerte... . Así nos situamos ante preguntas como si los animales tienen o no alma, sobre que son en realidad los fantasmas, que sucede cuando una muerte es imprevista y violenta… 

Cuando me encuentro con este tipo de cosas algo diferentes, normalmente me gusta leerlas y adentrarme en ellas, pues leer algo que me propone más que el simple paso por una historia me resulta agradable. Cuando me ofrecen la oportunidad de reflexionar. En este caso, la verdad es que este punto del manga me ha gustado mucho, porque realmente te da la opción de pensar en ello, de dedicar un par de minutos a meditar sobre los diferentes temas, sobre la vida y la muerte, sobre las posibilidades de lo que está ofreciendo. La verdad es que ha habido reflexiones que me han hecho plantearme demasiado, hasta el punto de conseguir darme mal rollo, y es que no es nada pensar en si por ejemplo, dado el caso de que lo planteado por este manga fuera real, estamos viviendo de más.

 De la mano de los protagonistas, cuya labor es precisamente rescatar almas, y limpiar aquellos lugares que han quedado contaminados por la rotura de una; vamos cayendo en las diferentes historias, siempre relacionadas con su trabajo, y con un nuevo encargo que deben realizar. Esta es la escusa que nos permite ir avanzando y que a su vez nos ofrece un marco general en el que envolverlo todo bastante bueno. Además de ello, poco a poco iremos viendo como la vida personal de los protagonistas se enlaza también con la historia, pasando en cierto momento uno de ellos a ser el tema principal de la misma. Tanto Sakurai como Amano, se hacen personalidades entrañables, tanto de forma individual como en el tándem que forman. Son completamente contrarios, y a lo largo de las historias, te van aportando dos maneras muy diferentes de verlo todo, una más humana y emocional, y otra mucho más fría y analítica con Amano. Esta segunda, la verdad es que te propone algo diferente a lo que habitualmente todos nos planteamos en dichas situaciones, y resulta muy interesante de escuchar.  Además, a lo largo de los tomos podremos verlos cambiar a los dos. Ellos también van reflexionando sobre las historias que viven, planteándose cosas al respecto y cambiando con ello sus ideas o morales. Este cambio, para mi gusto, fue algo también muy interesante de leer. 

Y así mismo, los diferentes personajes que salen a lo largo del manga en las historias, aportan su simpatía. son entrañables, como las historias en las que participan; y aunque la gran mayoría de ellos no trasciende más que eso porque son meramente pasajeros, son disfrutables y en ningún momento resultan desagradables o caen mal. Lo importante, eso sí, son sus historias y lo que las mismas quieren ilustrarte.

Como digo, poco a poco la vida de uno de nuestros protagonistas, pasara a convertirse en el hilo principal del manga, siempre desde la perspectiva de que el centro son los planteamientos sobre la vida y la muerte. Con ello, llegamos al final. Y en este caso a mi me resulto emotivo y correcto.  No negaré que a una parte de mi le gustaría que no hubiera pasado lo que pasa, y que las cosas acabaran más alegremente; pero no obstante me resultó muy correcto y adecuado, y por eso acabo contenta la historia.  Vemos como poco a poco, este hilo de alguna manera principal, va enlazándose con las historias que se nos cuentan, desarrollándose y avanzando hasta que llega un momento en el que estalla para convertirse, a finales del tercer volumen y sobre todo en el último, en nuestro centro.  Esta guay ver como se llega a ese punto, y más tarde comprobar lo que sucede en consecuencia. Creo que no hubiera estado mal un tomo más, para que esta historia pudiera desarrollarse de forma más amplia, o para que otros detalles que hubiera estado genial conocer pudieran tener una mayor relevancia siendo explicados. Pero aun así, estuvo muy bien.

 
No obstante debo decir que tengo una pequeña pena, y es que no he acabado de conectar con el del todo, o esa sensación he acabado teniendo. Es como si el manga no hubiera acabado de decirme todo lo que parecía que iba a decirme, como si me faltara una chispa de algo. La verdad es que no tengo pegas generales que sacarle, y no porque me ha quedado esta sensación final. Quizás sea un resquicio de la temporada de agobio que estoy pasando, y de que por ella no he disfrutado estos dos últimos tomos tanto como pensaba. Aun así, la verdad es que por mi parte me parece muy buen manga, y no me arrepiento en absoluto de haberla leído. En serio, la veo muy recomendable, tanto si gusta el manga habitualmente, como si no se es demasiado asiduo a él. La historia en interesante, está bien llevada, y es corta. Livingstone es un manga que nos habla del sentido de la vida, de lo que nos hace humanos, de la muerte, del recuerdo y el olvido, del alma de los animales… son muchas las cuestiones recogidas y valoradas, y su lectura no deja en ningún momento de hacerse interesante. 


Image and video hosting by TinyPic

3 comentarios:

  1. Hola!! Ayy pues a mi me encantó de principio a fin, no me esperaba que me fuera a gustar tanto!! Un beso :D

    ResponderEliminar
  2. Lástima que no te haya terminado de llenar. Por mi parte es un manga que le tengo mucha curiosidad y que terminaré comprando, seguramente xD

    ResponderEliminar
  3. Buenas :)

    Yo ahora estoy un poco como tú al principio: me llama pero no me llama xD

    La verdad es que tras leer tu reseña estoy un pasito más cerca de lo primero, porque me encantan las historias que me hacen reflexionar. Aunque me da cosa que se me acabe haciendo demasiado corto, siendo sólo 4 tomos...

    Lo tendré en cuenta para un futuro ^^

    Un beso

    ResponderEliminar